Mil maneras de robar al pueblo. Impuestos históricos.

Desde que el hombre existe, los impuestos existen y algunos siempre estan pensando en aumentarlos y sacar nuevos.

Ciencia Histórica

Solemos decir que las dos únicas cosas seguras en la vida son los impuestos y la muerte, y no voy a ser yo quien lo niegue. Pero si alguien me pregunta, la muerte puede ser algo menos doloroso, pues si nos llega después de una larga vida, al menos podemos pensar en el descanso eterno, el final de una etapa, o el comienzo de otra. Lo peor de los impuestos, sin embargo, es que en la mayoría de los casos no terminan con nosotros; no, nos dejan lo suficientemente vivos para que el respectivo estado pueda seguir exprimiéndonos, para que unos cuantos sigan viviendo del cuento. Casualmente, en el artículo anterior ya hablaba del masoquismo humano, de cómo parecemos disfrutar del sufrimiento, del maltrato, y creo que los impuestos son otro buen ejemplo de ello, pues aunque seguramente mienten, todavía hay gente que dice pagarlos con gusto. En todo caso…

Ver la entrada original 697 palabras más

Anuncios