Egolatría, idas de olla y éxtasis… La decadencia de Andrés Calamaro

Una vez mas la tonica de siempre, cuando alguien se sale de lo politicamente correcto y si encima es musico, se recurre a los clasicos mantras de la profesion: Drogas,Locura,Ego etc.

Todos los musicos tienen epocas buenas, malas y fatales, salvo alguna honrosa excepcion, nadie es capaz de mantener la frescura en todos sus trabajos.

Se puede jugar con nuevos ritmos y nuevas sensaciones, pero estamos cambiado el estilo, por tanto no se puede comparar con el que siempre realiza lo mismo.

Calamaro es otro incomprendido, al igual que su amigo Loquillo, el siguiente en ser juzgado fue Urrutia, y el que aun no lo fue mucho es Bunbury, que sigue con lo suyo y pronto a este paso lo tacharan como Calamaro, pues ese si que va a su rollo intimista.

Pero son personajes que siempre fueron asi, y seguiran siendo asi, y que no cambien.

 

 

Música: Egolatría, idas de olla y éxtasis… La decadencia de Andrés Calamaro. Noticias de Cultura. Su último trabajo, ‘Romaphonic Sessions’, confirma que el voltaje de su repertorio ha ido a menos en el siglo XXI

Origen: Egolatría, idas de olla y éxtasis… La decadencia de Andrés Calamaro

Anuncios