A favor del bipartidismo, sin duda, pero no a cualquier precio.

Origen: Rajoy ordena al PP tratar al PSOE entre algodones mientras él negocia en secreto

 

Siempre digo que soy un defensor del bipartidismo, a pesar de que parece que en estos tiempos no queda bien.

Ademas a la vista de la situacion provocada por la irrupcion de varios partidos presuntamente nuevos, me vuelvo a reafirmar en ello.

Que España necesita un PSOE fuerte tambien lo defiendo, tiene que ser una parte del bipartidismo.

Ahora bien no a cualquier precio, de nuevo parece que somos desde el PP los que tenemos que facilitar la transicion que vive el socialismo internamente.

Unas 3º elecciones serian un fracaso y grave problema para España, ahora bien, no por ello tenemos que cuidar entre algodones al PSOE, no pongamos de nuevo la otra mejilla como siempre terminamos por hacer.

Al final la izquierda se aprovecha de nuestra debilidad y nos lo devuelve con pactos contra nosotros y manipalaciones.

En esta situacion que vivimos, se debe pactar, pero cediendo todos, no siempre los mismos.

Pues no se tiene que olvidar que siguen pidiendo la cabeza de Rajoy, siendo el unico candidato que en las sucesivas convocatorias de elecciones sube en intencion de voto.

La guerra fraticida esta en los partidos de izquierda presuntamente  representativos, no en el PP.

Por ello no creo que tengamos que pasar ningun algodon, interferir en le funcionamiento interno de un partido ajeno, eso nunca, ahora bien facilitar la tarea tampoco.

No tenemos que fiarnos de que el que exista una gestora, el PSOE va a jugar limpio, en su larga trayectoria politica a dejado demostrado que no duda en intentar liquidar al centro-derecha siempre que puede.

Sanchez siempre dejo claro su anti-PP, pero otros muchos no lo dicen pues les gusta cubrirse.

El PSOE no es nuestro amigo, es nuestro contrincante politico, necesario para la politica en España, sin duda, pero nuestro contrario politico tambien.

En los paises de nuestro entorno, los diferentes partidos pactan sin tener en cuenta sus diferencias politicas, pero nuncan se olvidan quienes son sus contrincantes, pactar no es ceder una parte solo, se puede llegar a pactar sin dejar de defender las ideas de cada uno.

Incluso en la guerra se logran acuerdos entre los bandos, la politica que es lo anterior a la guerra, deberia de ser igual, pues su fracaso en muchos casos termina en una guerra en su amplio sentido de la palabra.

 

Anuncios