Politica y el ultimo adios.

La muerte de Rita Barbera, esta moviendo conciencias en todos los lados, esta sacando por una parte la verdadera cara política de los podemitas, con sus odios y desprecios a todo el que no pensamos como ellos, y osamos plantarles cara.

Tampoco es que nos tengamos que preocupar, sembradores de odio y resentimiento ante su fracaso ideológico siempre existió en la izquierda, y Podemos es el mas claro ejemplo de ello.

Pero también estan aflorando conciencias en el seno del Partido Popular, mi partido de toda la vida, y que seguirá siendo muchos años mas, a pesar de que de vez en cuando salgan casos presuntamente de malas practicas políticas, que es la justicia las que tiene que dirimir si son ciertas o no.

Pero claro como personas que somos, tendemos a juzgar nosotros mismos antes que la justicia y por desgracia la pena del pueblo siempre es inmisericorde con el reo.

Llevan razón las presuntas voces que en privado hablan que el partido tuvo algo que ver con el ostracismo que se le hizo en los últimos meses a Barbera.

Hemos caído en el juego de los “nuevos venidos a la política”, de sentenciar antes que la justicia y apartar a muchos políticos (de todos los partidos), antes de conocer si son culpables o no.

Una cosa es decir, comentar,insinuar etc., que uno esta investigado que nunca es mentira, y otra simplemente por ello apartarlo sistemáticamente de todo.

Es mas incluso vemos mal que alguien siga hablando o apoyando a un investigado.

Tenemos un grave problema, uno puede tener un amigo dentro del partido que sea investigado y por ello no quiere decir que  tenga que dejar de ser amigo, ¿que tengo que caer en lo políticamente correcto?, tampoco se tiene que olvidar lo que en su trayectoria dentro de un partido hizo, en España somos muy cínicos y olvidamos pronto la historia de una persona no por lo que hizo si no por miedo a que nos encasillan en sus hechos.

Es cierto que existen muchos investigados por diferentes casos, y probablemente algunos, menos de lo que desearían otros, serán declarados culpables por la justicia.

Que probablemente muchos casos se deban a la permanencia en el tiempo en el poder y llegaron a creerse intocables, no lo pongo en duda en algunos casos.

Pero lo que también tengo claro que muchos trabajaron en su partido antes de ser investigados y muchos creyendo firmemente en las ideas del partido, tambien realizaron grandes actuaciones en sus cargos públicos o internos, no se tiene que olvidar todo lo bueno que pudieron realizar.

Si queremos relanzar el Partido Popular, no podemos guiarnos por los nuevos partidos, tenemos que aunar esfuerzos los viejos militantes con los nuevos militantes, no olvidar que la historia de un partido la hacen sus militantes y no debemos ni podemos arrinconar a nuestros militantes con experiencia simplemente, porque lo diga la nueva imagen de lo “correctamente político”

Eduardo Medina (PSOE) ayer hizo unas declaraciones que son muy acertadas, digo “que si en España no tenemos respeto por los muertos, España tiene un serio problema”…

Y lleva toda la razón, una cosa es la política y otra la persona con todas sus virtudes y defectos.

Yo tengo amigos de izquierda, de derechas, de centro, y de Bob Esponja. Nunca apartamos la conversación política, pero ante todo esta la amistad, y eso debe prevalecer en todos.

El odio al contrario no trae nada mas que mas odio y resentimiento, que en el calor de un debate político salten palabras fuertes, es normal incluso natural, pero luego hay que saber diferencia de lo personal.

Es en esta situacions cuando tengo que reconocer que quizas la nueva politica tiene que aprender y crecer para evitar daños mayores que los que se pretenden evitar.

 

 

 

 

Anuncios