De nuevo terrorismo islamico.

De nuevo sucedido, otro ataque terrorista en Europa, esta vez en España.

Los criminales, una vez mas creyentes de la religión islámica.

Cierto que no todos los seguidores del Islam realizan actos violentos contra infieles y ateos, pero también es cierto que todos los atentados realizados hasta la fecha contra intereses en Occidente son perpetrados por seguidores de esa religión.

De nuevo, miles de palabras y actos de consuelo y de rabia contenida, de nuevo voces diciendo que no se caída en “islamofobia”, de nuevo lo volveremos a olvidar, y volveremos a creer que la mayoría de los seguidores del Islam solo quieren convivir en paz, y si es cierto, la única salvedad es que su paz, la entiende sometiendo y eliminando a los que ellos llaman infieles, que no somos otros que todos los que no seguimos su fe.

Su paz es que la sociedad se rija por sus creencias y las leyes sean basadas en su ley Sharia bajo los preceptos del Coran.

Cuando sucede un acto terrorista o hecho violento por parte de seguidores de otras confesiones mayoritarias, enseguida se pide que sus representantes repudien los hechos.

Ahora bien cuando es el Islam el que se ve relacionado con ataques contra otras creencias, nunca se pide que sus representantes muestren su repulsa, se les aplaude si alguna asociacion realiza algun gesto de repulsa, y se magnifica ese gesto, pero nunca se les exige como a otras confesiones.

Se quiere evitar el estigma de la religión en los atentados perpetrados por musulmanes, pero lo cierto es que ellos mismos lo denominan “guerra Santa”, entonces yo me pregunto ¿que queremos negar que es una guerra religiosa?.

Hoy ya están saliendo las eternas voces de que no culpemos a todo un colectivo por los asesinatos de unos pocos, de nuevo hoy pasado ya el trauma inicial, ya se estan escuchando voces que los refugiados no son culpables de estos actos.

Pero una vez mas, se conoce que los integrantes, si que es cierto no son refugiados en el caso de España, pero si son con procedencia de una país musulmán, algunos de ellos nacidos en España, pero que han decidido seguir las acciones de “guerra santa” contra los que representamos todo lo que ellos no aprueban.

Una vez mas, se pide no se muestren escenas de la actuación terrorista, pues una cosa si es cierta puede perjudicar las labores policiales en sus primeras actuaciones, y a la vez es un morbo gratuito.

Pero luego nos bombardean con imágenes terroríficas del bando contrario que esas se nos piden las publiquemos a nuestros contactos.

Estamos viviendo una vez mas una negación de la realidad. Es una guerra entre dos conceptos de asumir la vida y intentando hacer simpático al bando terrorista, intentando no soliviantar a los cercanos religiosamente e idologicamente a los terroristas, simplemente les hacemos el juego.

Donde triunfan las ideas fanáticas de los radicales, los que dejamos de vivir en paz y con nuestros principios somos los que pensamos y creemos diferente a ellos y los que llamamos islam moderado no van a mover un dedo por los infieles.

Si hasta incluso los que abrazan la fe musulmana, cambian de nombre por uno islámico, para quitarles toda personalidad anterior.

Lo cierto es que no sera la ultima vez, que exprese estas opiniones, pues la guerra seguira y muchos seguiran pensando que con dialogo y apertura se podra ganar, cuando la realidad es que los unicos que estan ganando son los terroristas.