Secesionismo un terrible mal que se tiene que extirpar.

En estos días después del 1-O, asistimos a un tensión entre los ciudadanos del resto de España con Cataluña.

Bueno en realidad con una parte de ciudadanos de Cataluña, que son participes de apoyo a un gobierno autonómico que se salto todas las leyes del Estado de derecho, en el intento de realizar un utópico referéndum ilegal.

Una realidad que esta ayudando en cierta media a reflejar que partidos o políticos creen y defienden la integridad del Estado y cuales solo buscan su desfragmentacion en pequeños reinos de taifas.

Y el ultimo actor que faltaba por posicionarse era la Jefatura del Estado, con una intervención potente y sin atisbo de duda, en la defensa de la integridad y la unidad de España.

Una ocasión mas, para reafirmarme en mi defensa de la Monarquia Constitucional y de la figura en particular de nuestro Rey Felipe VI.

Luego por otro lado están algunos de izquierda que hablan de una ¿negociación, dialogo?, ¿que se tiene que dialogar y con quien?.

No veo que exista esa posibilidad, pues si alguien se salta todas las leyes y normas y actúa unilateralmente, buscando la ruptura y la división entre ciudadanos. No es posible ni factible dicha negociación.

En cuanto a los pasos a seguir por parte del gobierno de la nacion, mi opinión personal es que se debería actuar con todos los recursos legales que las leyes ponen a disposición, para poner coto a los agravios y posibles delitos cometidos por representantes políticos independentistas.

Ahora bien, pensando fríamente, creo que no es una decisión cómoda, pues muchos de los que ahora hablan de aplicar medidas drásticas, una vez acometidas seguro que recularan y se pondrán de perfil.

Pero lo cierto que es que esta llegando el momento de dejar la comodidad y lo políticamente correcto y tomar decisiones, que posiblemente a corto plazo, sean vistas como las idóneas y se convierta en apoyos electorales.

Cada vez soy mas partidario de la aplicación del 155, y adelanto de elecciones generales, donde ya se sabrá quien en realidad estuvo por la unidad de España y quien por ceder ante opciones separatistas.

A la vez, que se evitaría seguir manteniendo una situación de difícil gobierno, pues no se tiene que dejar de tener en cuenta, que las decisiones en Cataluña, pueden alentar otras presiones y decisiones en territorios con también presencia de independentistas.

Podemos caer en una tendencia de disolución de la unidad de España, que en vez de llevarnos al futuro, nos retrocedería al pasado.

Tema controvertido el del secesionismo, que aun queda mucho que debatir, discutir y de ver.

Pero lo que tengo claro que voto por medidas correctivas, en todos los ámbitos y sin miedo a lo políticamente correcto.

La unidad de España no se negocia, se defiende.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Anuncios