Aquarius, otro buque y de nuevo mas hipocresía.

De nuevo Europa en general se enfrenta una vez mas al problema de la emigración. Todos los días se están rescatando emigrantes de países con graves problemas internos de todo tipo.

Y de vez en cuando salta a las noticias, un caso extremo en ese momento, ahora es el buque Aquarius, flotado por entre otros la ONG SOS Mediterrane, de origen frances, pero con socios en Alemania, Italia y Suiza.

Muy importante esos países que salvo Italia que con su nuevo gobierno se a posicionado en contra de su acogimiento. Los demás países ni se escuchan, eso si dan las gracias al gesto ¿altruista? del gobierno español. Dirigido por un admirado de ZP, el creador de la famosa “Alianza de Civilizaciones”.

El problema ahora es para España, tierra de acogida desde siempre, pero con bastante hipocresía interna.

Hoy los que nos posicionamos en contra de la llegada de emigrantes ilegales o de refugiados masivamente, somos criticados e incluso atacados con odio.

Dentro de un mes, nadie se acordara de este barco, pues sucederán otras cosas, entre otras comienza el Mundial, y muchos de los que hoy se rasgan las vestiduras estarán en el bar viendo los partidos, e incluso en el descanso o en los previos, alguien abordara el problema de la emigración y algunos de ellos se posicionaran en contra del gasto y de la inseguridad que algunos traen consigo.

Hoy parece que la mayoría de los españoles son firmes defensores de la acogida indiscriminada y sin control, pero sin embargo las estadísticas luego reflejan un rechazo mucho mayor a esta emigración y sus consecuencias negativas.

También tiene algunas positivas, pero, algo no cuadra, hoy me posiciono como firme defensor pero luego en el día a día, muestro mi rechazo.

Contradicciones llamativas.

Escuchando a la izquierda en general y a algunos otros partidos sin ideología determinada, España vive una emergencia social, nuestros jóvenes se tienen que ir a buscar trabajo, tenemos carencia en sanidad y políticas sociales. Siempre según la mayoría progre, pero sin embargo disfrazamos de refugiados a los emigrantes y todos esos problemas no existen.

La minoría que abiertamente hablamos del problema, somo tachados con todos los adjetivos presuntamente descalificativos que a la mayoría con una ética moral superior se consideran.

Por cierto que el gobierno, plenamente soberano para tomar las decisiones sobre su país en política de emigración que es el Italiano, esta conformado por dos partidos de extrema uno de izquierda y otro de derechas, ambos firmes opositores a la Union Europea.

A la vez que apoyan a partidos independentistas españoles, que priman la supremacía de sus ciudadanos sobre el resto venidos de otras comunidades de España.

Estos mismos partidos, son los que muchos de sus dirigentes hoy, defienden la llegada de el buque Aquarius, sin embargo luego sus políticas en su territorio son de arrinconar y coartar la libertad de los que no se siente independentistas en su propia comunidad.

En definitiva un problema que seguirá existiendo y en el que habrá diferentes opiniones, y las que algunos intentaran que prime la imagen idílica de España en particular y Europa en general, de un territorio capaz de soportar toda presión emigratoria e inmigratoria.

 

 

 

 

 

 

Anuncios

One response to “Aquarius, otro buque y de nuevo mas hipocresía.

  1. Bueno,básicamente lo que entiendo con esto es,que España ahora sera la nueva gilipollas de Europa. no que fuese muy brillante antes,pero ahora le añadieron un toque mas de imbecilidad.

    Me gusta

Los comentarios están cerrados.