Pactos-Bipartidismo y otras ultimas divagaciones del año

Estoy un poco sorprendido, no mucho tampoco pues la izquierda es muy predecible cuando no le salen los resultados electorales esperados.

Sorprendido y a la vez muy divertido.

El tema en cuestión, es por los resultados de las elecciones para la Junta de Andalucía, donde una suma de partidos de derechas, según la izquierda, yo sigo diciendo que C´s no es de derechas, nada mas que para sus intereses electorales puntuales.

Bien esa suma de diputados de las partidos llamados “las derechas”, desde antes de las votaciones por parte de la izquierda. Esa suma da como resultado un previsible cambio de gobierno en Andalucía, de tendencia centro-derecha. Tampoco me gusta el término centro pero es el más adecuado por decirlo así para C´s, centro-progresista, pero bueno.

Pues bien después de conocerse los resultados, toda la izquierda de este país llamado España, se alteró, comenzó a decir que si suponía la unión de la derecha con la extrema derecha.

Incluso el Presidente del Gobierno Pedro Sánchez, dice públicamente, que estará muy atento a las actuaciones de ese posible gobierno de “las derechas” en Andalucía, para poner los medios legales del Estado, para impedir cualquier cosas que a la izquierda no le cuadre según sus ideas y presunta “legitimidad moral”.

Yo entiendo que a la izquierda no le guste los pactos de partidos de “las derechas”, a mi tampoco me gustan los pactos de “las izquierdas e independentistas”, pero son una cosa natural en parlamentos muy diversificados.

Los defensores de la ruptura del bipartidismo, deberían de comprender que en todos los países que no existe partidos de fuerte presencia en los parlamentos, los pactos son una cosa natural y necesaria para la creación de gobiernos.

Que no gustan a los contrarios, también es lógico y lícito, una cosa es aceptar la normalidad democrática y otra cosa distinta compartir el resultado.

Si queremos parlamentos sin bipartidismo, tendremos que aprender a “soportar” pactos a veces presuntamente inexplicables.

Yo siempre defendí el bipartidismo y lo sigo defendiendo, que no significa estar en contra de la diversidad ideológica, no confundir.

La izquierda de este país una vez mas, deja claro que si los pactos le benefician son un triunfo para los ciudadanos, pero si les perjudica es un error democrático.

Los mas gracioso es que el Gobierno de España, esta apuntalado por una serie de pactos entre fuerzas de izquierda, independentistas e incluso independentistas de derechas, esa derecha que a la izquierda presuntamente le da urticaria.

PNV y PDeCAP o JuntsxCat no son partidos nacionalistas de izquierdas, nunca lo fueron.

En Italia gobierna un partido de extrema derecha junto con uno de extrema izquierda, afín a Podemos.

En Grecia, antes país admirado por Podemos, gobierna un partido de izquierda con el apoyo de un partido de extrema derecha

Que son pactos contra natura, posiblemente si, pero la política hace extraños amigos y/o enemigos.

Cierto es que la izquierda seguirá, atacando los pactos entre partidos llamados por ellos “las derechas”, con esa “superioridad moral” que tienen, y cuando los de derechas ataquemos los pactos de izquierda, seremos considerados de antidemocráticos, fachas,fascistas,franquistas,etc, etc.

Nada nuevo, pero promete ser un año divertido electoralmente, sobre todo desde la izquierda mas preocupada por los posibles pactos de “las derechas”, para ponerlos en la oposición, que por gobernar para todos, cosa imposible para la izquierda.

Lo triste es que la izquierda, presuntamente defensora de la liberad de pensamiento, no entiende que los pactos en política son una cosa lógica y necesaria. Y que no siempre son a gusto de todos.

Bueno lo dicho, este año que entra, los que nos gusta la política, nos vamos a divertir mucho, y también nos llevaremos algún disgusto que otro, pero eso es lo bueno de la política, los resultados no están escritos.

 

 

 

Anuncios