Divagando sobre opiniones habituales, pero muy populistas.

Hoy leyendo un grupo, preguntaban por floristerías para hacer pedidos por el dia de la Madre, y entre los comentarios, de nuevo salía uno que se repite tanto en RRSS como en la calla.

Promover el comercio local, “seguro que si los chinos tuvieran se compraran antes a ellos?.

No se lo que entienden algunos por comercio local, normalmente se entiende por comercio pequeño y que esta situado en una ciudad o pueblo, en sus barrios y sus calles.

Sin distinción de cual es la nacionalidad de su propietario, si paga impuestos y tiene una licencia en vigor (todos lo hacen), es un comercio o establecimiento igual que los otros.

El que le gusta la comida asiática,mexicana,turca, arabe, etc ¿esta en contra de comida nacional?

Si entendiéramos a ese mantra, no tendríamos que comprar en comercios locales ningún producto procedente de otro país que no sea España, y como mucho Europeo.

Por esa regla de tres, no tendríamos que comprar ningún producto sanitario para la pandemia que no proceda de España o Europa. ¿a que lo consideran una burrada esta afirmación?.

Eso también vale, para los que ahora vuelven con la idea de no producir fuera del país, y no comprar productos extranjeros. ¿vamos a ser capaces de mantener precios y costes solo con productos nacionales?.

La mayoría de los que defienden de boquita el comercio local, luego compran lícitamente y libremente, productos o servicios fuera de su ámbito, sin contar en plataformas de internet, pues todos reconocemos que los productos son mas baratos.

La excusa es compro pues es mas barato que en mi lugar mas cercano. ¿entonces tu si puedes comprar fuera, pero yo no soy solidario ni apoyo a la economía nacional por no comprar en mi zona o producto solamente nacional?.

Es lo mismo que los que defendemos una inmigración controlada y limitada a las necesidades reales. Nadie se opone a que si necesitan 3000000 persona para los campos y no se cubren, venga de fuera, con contrato, y tiempo estipulado para el trabajo. Como sucede en otros países.

Pero lo mas gracioso, es que muchos de los que de cara a la galería dicen se tiene que apoyar al comercio y la industria nacional, si tu le dices ¡yo no compro eso pues es extranjero!, esos mismos te tachan de racista o xenófobo.

Si por el contrario defiendes el comercio y la industria nacional ante todo, muchos de esos mismos te tachan de facha, fascista y otros calificativos, que ultimamente estan muy populista y perdieron todo su significado, ya cualquiera es facha o fascista.

Pero es mas fácil ponerse en el lado presuntamente políticamente correcto y decir que eso es racismo.

Pero eso si, los puestos no se cubren por nacionales, ya que los sueldos no pueden ser mas altos, pues encarecería el producto, y al final el consumidor vería un aumento de precio considerable. Ese mismo consumidor, libremente decidirá comprar producto de fuera mas barato, eso si poniendo la excusa que el empresario local y el vendedor solo buscan su beneficio.

Todo queda bien en los discurso delante de los otros, luego la realidad es que cada uno vamos buscando nuestro beneficio, mas barato y cobrar lo máximo posible por nuestro trabajo. Todo totalmente licito y lógico.

Por eso no puedo evitar sonreír cuando escucho discursos ahora mas fuertes contra el libre mercado, contra la globalización y el populismo de solo consumir productos nacionales.

Sobre todo principalmente en la izquierda y también en una parte de la derecha mas populista.

Entramos en tiempos duros económicamente y socialmente, y los defensores de control de Estado, de precios e intervención, aumentan su discurso y encuentra más oídos que erróneamente les gusta ese discurso.

Incluso los países que tienen recursos naturales y capacidad para mantenerse ellos mismo, necesitan intercambiar productos y servicios con otros países.

Esta claro que las contradicciones son una cosa natural del ser humano. Pero cierto que eso es lo que nos hace ser persona.