Casado dio en la diana del centro-derecha.

Pablo Casado, ayer en la tramitación de la Moción de Censura, que desde sus inicios estaba reconocido por todos no tenía recorrido. Dio un golpe en el estrado y dejo de lado los complejos y callar ante la tropelía ideológica de VOX.

El resultado se está viendo, una gran mayoría aplaude la sublime intervención y declaración de intenciones de Casado, una parte de la prensa lo atacan, cosa natural desde siempre con el PP.

La respuesta de VOX no se a dejado esperar, amenaza con ponerse duros donde llegan acuerdos con el PP para que gobierne este junto con C´s.

Sus amenazas, dentro de la lógica de partidos son legítimas, cada partido es libre y soberano para actuar como considere oportuno, critica al PP por no apoyar su moción de censura que era solo mediática, pero parece que pretenden una vez mas, posicionarse con la izquierda para impedir gobernar al centro-derecha.

No es la primera vez que VOX con sus votaciones o abstenciones, vota junto a la izquierda o con sus votos facilita a la izquierda que asuma mas poder, la mesa del congreso es un ejemplo.

La moción de censura no hubiera cambiado nada si el PP hubiera votado abstención o incluso Si, otras decisiones de VOX si han tenido resultado favorable para la izquierda y las pruebas están ahí.

Parece ser que a la derecha valiente, no le a gustado que la “derechita cobarde”, le plante las cosas claras mediante su líder Pablo Casado.

Llegar a acuerdos es una cosa, y tener que callar ante VOX es otra cosa muy distinta, son partidos diferentes, cierto que algunos temas se coincide, pero en la mayoría de los casos no en las formas.

Y en aspectos económicos e incluso sociales estamos a años luz de distancia.

Sin olvidar que en el PP defendemos Europa, con las diferencias puntuales el algunos temas , pero eso sucede en todas las instituciones, tampoco el PP está por eliminar las Comunidades Autónomas, que si bien algunas competencias si se veria bien que las asumiera el Estado, no se pretende en ningún momento liquidarlas,vinieron para quedarse y están recogidas en la Constitución esa que el mismo VOX dice acatar.

Una idea autarquica de la economía española, no entra dentro de las ideas del PP, ni de la mayoría de sus militantes, sobre todo los que tenemos una parte liberal.

En resumen, veo perfectamente acertada la opción adoptada por la dirección del PP de votar NO, y sobre todo completamente de acuerdo con el discurso de aclaración frente a VOX.

Y reconozco que yo defendía la abstención hasta escuchar el gran discurso de nuestro presidente.